miércoles

DE LUNARITOS....


Desde ya os digo que con Roberto no hubo nada que hacer. 

Como os dije salí con él…mellá perdía por lo del “incidente”en el gym y cometí además la torpeza de ponerme esa noche una blusa de lunaritos. Combinar lunares con mellas… lo sé, error básico en mi clóset…no sé qué tenía en la cabeza!! Los nervios, supongo…
Además, antes de salir de casa, intenté disimular mi “vacío dental” colocándome un migajón de pan, que entre diente y diente casi pasaba desapercibido.

Al principio muy bien, me reía en plan “jus jus jus jus” pero claro, cuando ya llevaba 4 cervezas y empecé con las carcajadas a mandíbula batiente, pues eso…os podéis imaginar…cada 2 minutos andaba amasándome pequeñas bolitas de pan como “improvisadas prótesis”…para sustituir las que en forma de “esputito panadero” salían disparadas desde mi boca con destino  a un moño DIVINO que llevaba la señora del restaurante sentada justo a espaldas de Roberto.
El marido de la susodicha, el pobre,  le decía de vez en cuando “cuidado cariño, ahí viene otra vez” y ella se apartaba así un poquito…pero que va…la colé las 7 veces ¡Qué puntería!
Ya desistí porque además el pan era de centeno con pipas de girasol, semillas de linaza y amapola, anarcardos y nueces de macadamia…No sé si aquello era pan o la puta pirámide nutricional al completo. Claro, se me veía ahí un pegotón que por mucho que yo quisiera él no podía hacer más que mirarme el parchetón.  Y eso que ya me había subido las tetas hasta tal punto que estaba “a esto” de ponérmelas de hombreras.

Quise desviar su atención iniciando una conversación interesante:
- Shhabeshh que tienesshh una shhonrishha preciosshaa
¿¿¿¿Pero que me pasa en la boquitaaaaa???? ¿¿¿¿Y  mis eses???? ¿¿¿Por qué coño estoy silbando al hablar???
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡RAJOY SAL DE MI CUERPOOOOOOOO!!!!!!!!!!
 Al final le invité a subir a casa ( a Roberto, no a Rajoy) pero me dijo que no, que tenía plancha por quitar
¡Qué cosas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario