jueves

MI MINDFULNESS Y YO

 
Me apunté a un mindfulness para controlar el tema de los alimentos.  Me hacía falta…
Supe que había tocado fondo cuando pensé que hacerme un collar de donuts de azúcar era una idea fantástica. Y que si además los alternaba con algunos de chocolate, el resultado podría ser de lo más cool….un complemento de lo más “ponible”…De fondo de armario vamos!!
Coño!... de chica vendían esos collares en los kioscos….Vaaaaale ….eran de caramelitos…pero también se comían…y nadie te decía que tuvieras que ir a terapia por eso. Yo con 10 duros me compraba el collar, la pulsera y hasta el reloj…
El Mindfulness consiste, básicamente, en tener “conciencia plena” de tus pensamientos, de tus sensaciones corporales, del ambiente que te rodea…y parece ser que a mí, esa “NO CONCIENCIA PLENA” me hace comer como una bestia parda.
Pero claro, siendo sinceros, ¿quién querría tener conocimientos plenos de mis pensamientos y de mi ambiente? Es que yo tengo un panorama, unos pensamientos y un ambiente que ya me vale…No me compensa…prefiero vivir en la más absoluta inconsciencia y comerme los bocadillos de lomo en manteca de dos en dos...como si no hubiera un mañana.
Bueno, y de mis sensaciones corporales ya ni hablamos…Porque claro, siendo como es el chocolate, un sustitutivo del sexo, y hablando de sensaciones corporales ¿qué me cabe esperar de un sábado por la noche? …replanteo la pregunta (…eliminando el “me cabe”…por razones obvias)… ¿qué carajo hago un sába….(espera no….lo intento de nuevo)…¿Cómo planteamos (mis sensaciones corporales y yo) un sábado-noche cualquiera?
Antes llamaba a Roberto pero como el Juez y  su fantástica idea de la orden de alejamiento ya no me lo permiten…pues ahora llamo al Burger King y me pido la Mega Whopper Angry XT-Treme con Doble de Queso, Jalapeños,  Tocino y Aguacate, Papas a la francesa, Cheesy Tots, Pepsi y el Cono Sundae de Chocolate y Fresa….y claro…se ve que el chocolate me ha hecho retener liquidos.
Así que me fui a la terapia esa del mindfulness…en ayunas…un desastre…
Yo la dieta más larga que hice fue en el 2004 que me salté la merienda un 21 de mayo así que allí llegué yo…con más hambre que Carpanta.
En el Orden del día, el primer punto era :
MEDITACIÓN: ESCUCHA QUÉ TE DICE TU CUERPO
Y si señores, mi cuerpo me habló, y yo lo escuché…..yo y todos los allí reunidos.  Y en la perfecta postura de la FLOR DE LOTO y con la sala en silencio (cada uno escuchando su cuerpo pa´sus adentros) mis tripas espetaron  un “Grafdljflñfk´ñlofñriñpsdlkgfñslkfsdl” ….en Dolby Surround Pro Logic.

 
Así que, con toda la dignidad que la situación lo permitía (ninguna), salí reptando de la sala en la perfecta postura de la COBRA BHUJANGASANA.
Y aquí estoy…en el sofá de mi casa…comiendo chocolate con pan…además con la ansiedad me ha dado por escribirle a Roberto:

2 comentarios:

  1. Gracias, Ardy. Como siempre me alegras el día y hasta la semana. Ta te echaba de menos desde diciembre. Sigue

    ResponderEliminar