jueves

DEL REVOLCÓN Y OTROS DEMONIOS




Los que conocéis mi trayectoria ya sabéis que no soy una experta en el arte amatorio…sería imposible claro está, yo soy más de correr detrás de los hombres que de meterme en la cama con ellos…que vamos a hacerle.

Total, después de que Roberto me dejara libre…bueno más bien fue el Juez el que me dejó libre (sin cargos)...me eché un ligue….de los de cama y revolcón.

Yo me había leído todos los artículos de internet sobre este tema. Me los había estudiado como si fuera a opositar a Jueza del ammmmmmmorrrrr…y a mí, estaba claro, lo que me faltaba era práctica.

La verdad es que el partner que me había buscado tampoco ayudaba mucho. Verás, el hombre era teniente de un oído y en el módulo 2 de “Cómo volver loco a un hombre en la cama” que yo me había estudiado, decía que a los hombres había que hablarles en la faena.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿?????????????!!!!!!!!!!!

¡¡¡ ¿Pero hablarles de qué?!!!!...luego seguí leyendo…

Jooooooderrrrrrr…pero cómo le voy a decir yo eso a nadie????…Mira que ya pasé una noche en el calabozo por acoso…ná mas faltaría que volviera por insultos y vejaciones.

Pero esto no es nada, en el tema 3 de “El secreto está en tu kiwi” decía que a los hombres  les ponía que (atención) le  ES-CU-PIE-RAN….

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿?????????????!!!!!!!!!!!

¿En serio?...Me quedo muerta…En este libro “escupir” debe significar otra cosa que yo desconozco. Y no me extrañaría, porque a la mitad del libro ya me di cuenta que lo mismo ocurría con el “kiwi”. ¡Qué forma de despistar a la peña!

Total, que cuando llegó el susodicho momento de cama y revolcón, la lie otra vez.

Ya en faena, yo me acordaba de todo el compendio de artículos y me tiré a la piscina, con un poquito de pudor, la verdad:

-          “Asqueroso”…le dije

-          “¿Cómo?"...me dice él

La madre que me parió, que el nota este es sordera…Además yo fue decirlo, y no me sonaba no….ese no era el punto…

Se ve que el pobre se quedó con la duda y en plena faena (él estaba detrás…yo no lo veía), se acerca a mi oído y me dice: -“¿Me has dicho algo?”

¡¡¡Coño que susto!!!, estaba tan agobiá que me había olvidado de él…

-          “Hazme tuya”…esto me suena más

-          “Que te meta bulla” …me dice el capullo

-          “No hombre no, bulla no”….

-          “¿Entonces que te meto…?”

-          Pues no sé cariño. ..tú y yo aquí…en la cama…desnudos …déjame pensar a ver si se me ocurre algo…

Y ya en un intento desesperado por llevarle al éxtasis y ponerlo a 1.000…

…si…lo habéis imaginado….LE ESCUPÍ EN TODA LA CARA…

Además yo por más que busqué en internet, no había encontrado referencia alguna a la modalidad de esputo, así que lo hice tipo “aspersor” que de todos, me parecía el más decente.

Y me parece que no era ese….

Pobrecito mío

-          "PEDAZO DE ASQUEROSA"…me dice

-          Ayyyy…Cállate truhan que tú también te has leído el libro del kiwi

Pero no, no era eso…

¡¡Qué cosas!!