martes

32 METROS CUADRADOS

Ayer fui a IKEA
Tengo pensado cambiar cosas de la casa, hacer obras...y fui a dar una vuelta por allí.

Es curioso la variedad de parejas que te encuentras: Parejas heterosexuales, homosexuales, ...mucha gente joven.... Pero, desde luego, la pareja más rara la formábamos mi madre y yo.

Estas allí, con todos esos noviecitos cogidos de la mano, fantaseando sobre lo que les gustaría comprar para su nuevo hogar, para decorar esa nueva vida que van a empezar a compartir...y mientras, mi madre, con una rebequita por los hombros (¿hay algo “más de madre” que una rebequita por los hombros?) me decía: “Que digo yo Ardy, ¿qué pa´que te vas a comprar dos mesitas de noche, no?
Yo, pa´mis adentros: ¡...Ahí está madre (es que cuando se pone la rebeca así no puedo evitar hablarle de usted) si quiere me compro una litera...pa´ahorrá espacio...!

En fin, a lo que iba...

Dando vueltas por allí...

Porque eso es otra...lo de dar vueltas...el papelito que coges a la entrada no es para tomar medidas...es para que te hagas un plano de donde está la salida (“...he girado dos veces a la derecha, ...una a la izquierda, ...he tomado la calle de las lámparas...)...Está complicao eso de salir...vamos que cuando vuelves a ver la luz porque has conseguido salir de nuevo a la calle te entran ganas de correr y gritar:
 “!!!!!!!!.....NO PAGUÉIS EL RESCATE...NO PAGUÉIS EL RESCATE....ME HE FUGADO...LO HE CONSEGUIDO.....!!!!!!!!!!”

Bueno, ...

Decía, que dando vueltas por allí me encuentro la decoración completa de lo que sería un piso de 30 metros cuadrados.

Precioso...todo divino de la muerte...las cositas en su sitio...espacio para todo...cocina americana...plato ducha para ahorrar espacio...

!!!MENTIRA!!!!

Mi piso mide 32 metros cuadrados.

En mi cuarto de baño, mientras haces pipí, te puedes remojar los pinrreles en el bidet, lavar las manos en el lavabo y enjabonar la cabeza en la bañera...todo esto sin dejar de hacer pis...y sin descoyuntar tu cuerpo.

En la cocina tengo un frigo donde cabe 2 yugú, 1 lechuga, 1 botella de Coca-cola (light), 1 níspero y 1 bolsa de tranchetes.

Encima de la lavadora tengo la plancha, los cubiertos en el cajón (del salón), la bombona de butano detrás de la puerta...(detrás de la puerta de la calle).

La puerta del cuarto de baño da al salón, con lo cual, si hay invitados y te entran ganas de hacer “un pipí”, más vale que la conversación del salón esté subida de tono, de lo contrario te oye “to dios”...así que intentas atinar, de forma que “el pipí” no caiga directamente en el agua...Cuando te das cuenta, estas bailando la Lambada sentada en el water....

Ya os digo, las reuniones en mi casa son de máximo 4 personas. Pueden venir 5 pero tenemos que dejar  los móviles fuera, en el descansillo, para poder caber en el salón.

En mi casa, todo es plegable: las sillas, las puertas, las camas....

Lo peor de todo es que a mi antes me gustaban los hombres grandes, fuertes...Ahora, tengo que ligar con tíos “escuchimizaos” porque sino, no lo puedo meter en el dormitorio.

Cuando me mudé, para la decoración del salón pensé en una lámina de Botero ¡Ja, ni de coña!. Es más, de la Enciclopedia que tenía en casa de mis padres me traje sólo hasta la M

Me compré un televisor de 14 pulgadas para el dormitorio. Lo tuve que descambiar, no porque no me cupiera sino porque me di cuenta de que, acostada en el dormitorio, podía ver la tele que tengo en el salón y ¡lo mejor de todo! el mando funcionaba desde mi cama.

El caso es que ves aquel simulacro de miniapartamento de 30 metros cuadrados en IKEA y escuchas a una pareja decir:

“!Ay que monada, parece la casa de los pitufos!”

Yo pa´mis adentros: ¿Quieres que te ponga la cara azul de una ostia, guapa?.

A todo esto, mi madre al dependiente:

“¿Y sale más barato si en vez de dos nos llevamos una sola mesita de noche?”

1 comentario: