martes

UNA DE BODORRIOS

Hay que ver cómo cambian de tono en apenas unos meses las disputas entre parejas:

Ella y él en la cama, antes de dormir:
Ella: Cari, el día 22 se casa una amiga…¿me acompañarás a la boda, verdad?

Él: Cielo, ya sabes que a mi eso de las ceremonias como que no…¿Por qué no vas tu sola? ¿Seguro que va gente que conoces? Será divertido…

Ella: Ya, pero sería más divertido si me acompañaras tu. ¿Acaso no te apetece venir conmigo amor? ¿Es eso?

Él: ¡Pero como me dices eso vida! Yo estaría contigo siempre, pero te aburrirías conmigo, apenas conozco a nadie y yo lo que quiero es que te diviertas.

Ella: Entonces hablo con mi amiga y le digo que no podemos ir, que tenemos otro compromiso…Prefiero quedarme contigo.

Él (se incorpora, la besa…): Llama a tu amiga, dile que estarás allí el día 22 y mañana sal a comprarte el vestido más increíble que encuentres…serás la envidia de todos.

Risas de ambos, besos…caricias….más caricias…el resto ya lo conocéis…y como es viernes, toda la noche…

Pero esto, por supuesto, con el tiempo cambia…y no penséis que han de pasar 20 años.

Ella y él en la cama (al tiempo):

 

Ella (hincando el codo en el costillar de Él): Marce……!!MARCEEEEEEEEEEEEEEEEE!!
¡Como roncas hijo, que asco!
El Sábado vamos a la comunión del hijo del primo del yerno de mi tía Emilia

Él (sin abrir los ojos y murmurando): ¿Tu sabes contar?

Ella: Si

Él: ...Pues no cuentes conmigo

Ella: ¿Pero tu que te crees?¿Que yo quiero que vayas? Para verte hacer el gilipollas tengo todos los días del año…pero a esto tienes que venir

Él: El gilipollas lo hice solo una vez y a lo grande, y fue también en una ceremonia, …en la de nuestra boda …No me extraña que el más feliz de todos fuera tu padre…lo que se quitaba de encima

Ella: Además, mañana me tienes que llevar a que me compre algo para ponerme

Él (se incorpora, la mira y dirigiéndose al sofá del salón con un cojin debajo del brazo grita): ¡!!¿Un bozal?!!!.


No sé yo si a estos se les rompió el amor de tanto usarlo o se les caducó de no usarlo nunca

No hay comentarios:

Publicar un comentario